Enorme batalla por el Campeonato de NXT

El momento del evento principal llegó en NXT TakeOver London y los protagonistas: Finn Balor y Samoa Joe, prometían un cierre muy fuerte al competir por el Campeonato máximo del territorio de desarrollo de WWE.

Finn Balor y Samoa Joe tenían una rivalidad un tanto parca… y es que la manera en cómo nos lo vendieron parecía muy visceral y carece de un buen motivo por parte de Joe para atacar al que fuese su amigo, afortunadamente la historia entre ambos fue lo de menos con ambos arriba del ring.

Sabíamos que este encuentro iba a ser el primero que en verdad exigiera a Samoa Joe para demostrar por qué logró llegar tan lejos en TNA y es que desde que llegó a NXT se vio dominante y no había un rival que tuviera la misma jerarquía… hasta que llegó el momento de enfrentarlo con Finn Balor que ha realizado grandes batallas que lo han llevado al Campeonato que esa noche expondría.

La lucha fue siempre muy pareja, con un Samoa Joe bastante ágil para su peso, logrando patadas aéreas muy efectivas y vistosas… por su parte Finn Balor también logró castigos aéreos con la agilidad que nos tiene acostumbrados.

En un momento de la lucha ambos se rifaron el físico lanzándose contra el oponente afuera del ring… a lo que los asistentes respondieron con el clásico “This is Awesome” y es que en verdad se agradece la entrega de estos luchadores adentro del ring.

Samoa Joe intentó su agarre que normalmente termina por rendir a sus rivales pero Balor anticipó el ataque haciendo un giro hacía atrás y asestando un par de estacas en el pecho de Joe, eso le abrió la puerta para buscar una eventual victoria.

El final llegó en el esquinero cuando Balor conecto un golpe en el pecho de Joe que lo hizo caer… para que el Campeón volará y clavara sus estacas para lograr así el conteo de tres y así retener el título.

Tanto Joe como Balor mostraron las huellas de la batalla al estar tendidos en el ring, por lo que los médicos llegaron a atender a ambos… de hecho por un momento nos preocupó el estado del campeón que no se levantaba y le manifestaba su dolor en el cuello al médico, de hecho aún cuando logró incorporarse… el galeno se encontraba muy cerca para asistirlo en caso de que lo necesitara.

La noche en Londres terminó con un Balor con el título en alto y un Joe molesto por el resultado… con esa mirada que decía “Esto no ha terminado”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*