Bayley expone el título femenil de NXT frenta a Nia Jax

Vaya que NXT ha mostrado ser, no solo un semillero de talentos para WWE, si no una plataforma para que los fans se fascinen con grandes performances.

En esta ocasión el público también jugó un papel maravilloso entregándose por completo a Bayley que es un personaje que transmite mucho lo que siente y de una manera muy sencilla. Es fácil notar cuando está contenta, cuando está angustiada al tener un reto enfrente o la emoción cuando logra sus metas.

Enfrente tenemos a Nia Jax que ha jugado un papel dominante y aunque no es tan expresiva como Bayley, tiene un futuro prometedor para ser la próxima “Kharma” dominadora que inclusive pueda entrar a un Royal Rumble.

El dilema está en los storyliners porque Bayley no es una campeona dominante, por el contrario… hay ocasiones que es muy fragil y su fuerza está en la determinación por salir a morir en el ring. En el otro lado tenemos a una potencial luchadora dominante con una oportunidad que le llegó muy rápido y que no se aprovechó mucho el tiempo para desarrollar una rivalidad en dónde en todo momento Nia Jax se viera como “LA GRAN AMENAZA” del título de Bayley.

Entonces el problema para los escritores sería ¿Cómo hacer que Bayley se vea bien ganando y cortando la racha de una dominante Nia Jax? o en su defecto ¿Cómo hacer que Nia Jax gane sin hacer ver tan débil a una Bayley que ha recorrido mucho trecho para ganarse el lugar que hoy tiene?

La lucha se dividio en dos partes, primero Bayley se mostró ágil (su aparente fortaleza ante la mole que representa Nia Jax) al esquivar todo lo que su rival le aventaba, conectaba patadas y golpes que no eran tan efectivos por el tamaño de su cuerpo, pero que mermaban poco a poco a Jax.

La segunda parte fue el momento en dónde Nia Jax demostraba su amplio dominio, logrando tres “Zambullidas Samoanas” de manera muy efectiva y que cualquier otra competidora no hubiera aguantado, pero la fortaleza de Bayley salió a relucir y logró conectar en tres ocasiones un candado al cuello que terminó haciendo que Nia Jax se rindiera por su incapacidad de quitarse a Bayley en una posición incómoda para maniobrar (bien vendido).

Con ello Bayley retuvo su campeonato y da pie a que su rivalidad continúe para una segunda lucha entre ellas en dónde me parece muy adecuado se le otorgue el campeonato femenil, aunque sea para dar pie a una tercera lucha que pueda ganar nuevamente Bayley y vendernos nuevamente esa historia de lucha y superación de la consentida de NXT.

Gran lucha nuevamente, bien resuelto por los creativos de WWE y mejor ejecutado por ambas performers.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*