Triple H es llevado al hospital después de TLC.

Esto sucedió anoche al finalizar Tables, Ladders & Chairs.

Después del brutal ataque que el salvaje Roman Reigns le propinó a Triple H por la frustración de haber perdido legalmente el Campeonato Mundial Heavyweight de WWE ante Sheamus, los paramédicos inmobilizaron al Gerente de Operaciones de la empresa para después trasladarlo al hospital.

Esto sienta un precedente en la empresa y deberá responder con un castigo ejemplar esta noche en RAW que podría concluir con el despido de Roman Reigns que se volvió loco al finalizar un 2015 que ha sido una total pesadilla, aunque eso no es ninguna justificación para atacar a cualquier persona.

Para empeorar las cosas Roman Reigns se burló de lo sucedido con este tweet:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*