Frustración Bronceada

Lo que son las cosas… la delegación mexicana que participa en Beijing se encuentra urgida de buenos resultados en los Juegos Olímpicos, mientras que un atleta de origen sueco decidió darse el lujo de rechazarla (curiosamente, la misma nacionalidad que el nuevo entrenador de nuestra selección).

 

En México, según algunos reportes de diversas fuentes… la medalla de bronce obtenida por las clavadistas Tatiana Ortiz y Paola Espinosa costó alrededor de 3 millones de pesos de inversión (en donde se incluyen gastos de competencias en el ciclo olímpico de cuatro años… además de becas y sueldos a sus entrenadores). Un dineral que si bien, las clavadistas intentaron aprovechar… pareciera que no es suficiente.

 

Siento que el deporte mexicano va en claro descenso… y uno se da cuenta de ello debido al escaso interés que despiertan los juegos para el mexicano promedio. Y no es algo del otro mundo, parte importante del problema de este ciclo olímpico se dio por la lucha de poderes entre atletas caprichosos (que al sentirse un poco excluidos de sus privilegios, decidieron renunciar a la justa olímpica) y los nuevos dirigentes del deporte nacional.

 

Lo peor del caso es que los que terminan perdiendo son todos los interesados en el deporte en México, porque a mí en lo personal… los juegos de Beijing carecen de interés desde que la selección nacional perdió su boleto con Haití, José Ramón se pasó a ESPN y Andrés Bustamante decidió tomarse un descanso olímpico.

 

¡Ya urge que sea 2010! Aunque el miércoles empiece a sentirse el calorcito de Sudáfrica.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*